martes, 9 de diciembre de 2014

LA CONTINUIDAD DE LOS PARQUES (CORTAZAR)


ANÁLISIS 
La obra nos habla de una persona común acomodada en su sillón favorito que descansa luego de su extenuante jornada de trabajo. Él realiza un extraño viaje hacia el interior de una novela, o más bien lo escrito viaja hacia él; para hacer honor a la verdad no se esclarece el fenómeno en su totalidad, por lo que no queda claro qué es lo que realmente ocurre, qué pasa o cómo se lleva a cabo. Estas realidades se confunden y entremezclan en una hacia el fin de la historia, enlazándose entra ellas a través de objetos comunes y acciones repetidas. La existencia de hombre está predeterminada en un libro que provoca que los personajes estén confinados a repetir una misma historia.

Al comienzo del cuento, un hombre lee una novela, describen su entorno: una pieza que mira a los robles y un sillón de terciopelo; posteriormente, la historia cambia, a lo que les sucede a los otros personajes del relato. Ellos se hallan en una foresta, se narra su furtiva historia de amor como si se hubiera llevado a cabo desde mucho tiempo atrás y se describe un plan que se cumpliría a toda costa, argumentando que no existe otra opción, que cada segundo tiene su propósito marcado desde siempre.

Poco a poco los dos hechos, la existencia del lector en la narración y la necesidad de terminar con un obstáculo por parte de los amantes para verse liberados, se funden como si la realidad fuese una. Los amantes se separan y el bosque de robles narrado semeja la foresta, el personaje masculino(2) camina por los pasadizos descritos al inicio de la obra en la realidad verdadera; él se encuentra avanzando con un cuchillo en las cercanías de la habitación del sillón de terciopelo que daba la espalda a la puerta.

...Nadie en la primera habitación, nadie en la segunda. La puerta del salón, y entonces el puñal en la mano, la luz de los ventanales, el alto respaldo de un sillón de terciopelo verde, la cabeza del hombre en el sillón leyendo una novela..


RESÙMEN 



La historia comienza con un hombre que se encuentra cansado y se digna a relajarse en su sillón de terciopelo verde y decide retomar la lectura de una novela, que había empezado a leer hacía un tiempo y no la había concluido aún.
En primer lugar entra en escena una mujer y el amante con la cara lastimada, luego de una serie de caricias por parte de la mujer el amante se propone terminar con la tarea que le era destinada. Bajo las indicaciones de la mujer es llevado a la cabaña donde todo estaba tal cual le había indicado ella. Se dirigió al la dicha habitación con el puñal entre sus manos y allí un hombre sentado en un sillón de terciopelo verde leyendo una novela.
Enunciado: En la narración del cuento se pueden distinguir dos planos bien claros la“realidad” (el lector) y la ficción (la novela) y que se enfrentan, se unen o se chocan en un suceso aparentemente sobrenatural (la ficción representada) que irrumpe la “realidad”. A medida que avanza el cuento comienza a haber una relación entre lo que ocurre en la novela y la vida del lector.
En la incertidumbre de si este suceso sobrenatural ocurre la respuesta es llevada a cabo bajo la interpretación del lector). Aquí podemos señalar dos explicaciones: la racional o lógica y la irracional o ilógica. Si elegimos la explicación racional es porque no acepta que exista un suceso sobrenatural: que el lector se compenetró tanto en la novela que se identificó con sus personajes, o que el lector pudo haberse quedado dormido mientras la leía y lo soñó, que es coincidencia. Toda esta explicación racional definiría al cuento como realista o extraño. En cambio si elegimos lo sobrenatural (explicación irracional o ilógica), que la realidad de la vida del personaje lector coincide con la realidad representada en la novela; que aparentemente hay dos planos o mundos, que corresponden a la realidad y a la ficción, y que sobre el final del relato se cruzan; o que el personaje se concentra tanto en la novela que se traslada a la ficción, es decir, se introduce en la novela.
Respecto a la utilización de los tiempos verbales, el pretérito perfecto simple (en el primer plano) y el pretérito imperfecto (en el segundo plano). El uso de estos marca la diferencia entre la “realidad” y ficción. Y un detalle interesante, por ejemplo, es que en el último párrafo se retoma el pretérito perfecto simple como antes (en el primer plano) para lograr que se junten las dos acciones de la realidad y de la ficción:
“Corrió a su vez, parapetándose en los árboles y los setos, hasta distinguir en la bruma del crepúsculo la alameda que llevaba a su casa.”
Enunciación: Hay una distancia transpuesta respecto a la distancia narrativa ya que se narra indirectamente y el narrador se encuentra en 3° persona del singular, tiene una visión escénica interna ya que mira desde el punto de vista del personaje.


El título “Continuidad de los parques” ofrece elementos que sirven para sostener la simultaneidad de los hechos (borramiento de límites). Hay dos palabras claves en el título “continuidad” y “parques”. La palabras continuidad nos lleva a la ausencia de límites, a la idea de que hay solo un plano mientras que la palabra parques se puede leer de dos maneras: en el sentido literal (parques) o en un sentido más amplio (parte espacial de los planos o mundos) continuidad en la ficción y en la realidad. Este título también genera ambigüedad que para terminar la explicación que acepta lo sobrenatural podría haber sido continuidad de los mundos (ligada la simultaneidad espacial con la temporal) pero, el autor lo escribió así para poder continuar en el ámbito de lo fantástico. 


el narrador es omnisciente, lo sabe todo y utiliza la 3ª persona, y por eso nosotros no ponemos en duda nada de lo que sucede, porque sabemos que el narrador es un experto en la materia. El narrador sabe todo lo que va a ocurrir, y lo que hace es explicárnoslo. Nosotros como lectores somos conscientes de que algo le va a ocurrir al protagonista, somos capaces de diferenciar y saber que esos amantes que se encuentran en la novela que lee el protagonista son “reales” y que esa mujer es la mujer del protagonista; en cambio, el protagonista no percibe las “pistas” que le da el escritor, Cortázar, el cual lo invita a leer su propia muerte. De ahí que no haga nada para cambiar su destino final: la muerte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.