viernes, 5 de diciembre de 2014

LAZARILLO DE TORMES 3 TRATADO 5,6,7



Tratado quinto:

El Lazarillo encuentra de amo ahora a un buldero, un buldero es la persona que se encarga de vender burlas, que son documentos firmados por el papa donde se favorecía las personas dando perdón a sus pecados u otros favores.

El buldero sobornaba a los sacerdotes con verduras y comida para que ellos promocionaran sus burlas. El buldero cuando veía que un sacerdote era culto, y hablaba en lenguas romances (lenguas provenientes del latín) porque él no sabía latín (lengua sagrada), y si veía a un sacerdote que no era culto fingía hablar en latín para así impresionarlo.

El buldero se encontraba con el alguacil del pueblo jugando un juego de mesa y empezaron una fuerte riña por algo.

Varios días después cuando e buldero se encontraba en la iglesia dando un sermón al pueblo, cuando entra el alguacil a la iglesia y lo enfrenta diciendo que sus burlas eran mentiras y que solo predicaba falsedades. E buldero espero pacientemente a que el alguacil dejara de criticarlo, y se encomiendo a Dios para que castigara a quien estaba mintiendo. Y en ese preciso momento el alguacil se cayó al suelo , empezó a convulsionar a pegarle el aire y comienza escupir poseído.

El pueblo al ver esto se queda impresionado, y creen que las burlas si eran de verdad y le creen al buldero y él lo perdona. Dado esto vende muchas burlas a las personas que ahí se encontraban. Después el Lazarillo se da cuenta que todo eso era un truco ideado por el buldero ahora su amo y el alguacil.


Tratado sexto:

Su próximo amo fue un maestro pintor de panderos, con el cuál duró muy poco. Una vez, Lázaro entró a una Iglesia, dónde se encontró con un capellán, siendo éste

su próximo amo. El capellán le dio un asno y cuatro cántaros de agua para ir a vender por la ciudad. Éste fue el primer trabajo que tuvo Lázaro dónde ganaba comisiones todos los sábados. Estuvo en esas condiciones cuatro años, y, ahorrando poco a poco, pudo comprarse su primera espada y ropa usada. Después de haber mejorado Lázaro su apariencia, dejó al capellán y también dejó su oficio.


Tratado séptimo:  


El Lazarillo dejo al capellán y se fue con un alguacil con el que duro muy poco tiempo porque este oficio se le hacía muy peligroso para él. Cuando lo deja consigue otro trabajo con la realeza, trabajaba como pregonero, anunciando las últimas noticias y chismes del pueblo, los delincuentes y los vinos que habían llegado, todos se interesan por sus anuncios y se vuelve un importante anunciador.

Lázaro le pregonaba los vinos al Arcipreste de San Salvador, el Arcipreste decide casarlo con una de sus criadas y el Lazarillo feliz accede.

Para el Lazarillo el amor no era algo muy importante, por eso se caso con la criada del Arcipreste y así tener buenas relaciones con este. Y se compro una casa justo al lado de la del Arcipreste.

Paso un tiempo y en el pueblo rumoreaban que lla mujer del Lazarillo tenía relaciones con el Arcipreste, y este le dice a el Lazarillo que no haga caso de los chismes y que tan solo piense en el y su bienestar (en esos tiempos era honorable que alguien con mayor rango tuviera relaciones con la esposa de otro de menor rango).

La criada ahora esposa de el Lazarillo ya había tenido tres hijos antes de contraer matrimonio , y cuando Lázaro se lo insinúa la criada empieza a llorar y el Lazarillo la perdona y le dice que confía en ella y que podía entrar y salir de la casa del Arcipreste las veces que ella quisiera, y que a, el no le molestaba en lo absoluto. Lázaro saco provecho de esta situación y los tres quedaron contentos.

Y al fin todo está en paz, el Lazarillo tiene una buena situación económica, aunque todo lo logro sin honor

Los valores de Lázaro no cambiaron nada de cuando era pobre a cando es rico, siguió siendo la misma persona, tan solo cambio su situación social y económica, aun así siguió actuando como si siguiera con el ciego (su primer amo).









No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.